ROMEROS POR EL MUNDO: Sofía (Bulgaria)

ROMEROS POR EL MUNDO: Sofía (Bulgaria)


Mi nombre es Francisco José Heredia Sánchez, nací en Alcalá la Real hace ahora 22 años. La verdad es que tradición, de acudir a los pies de la Virgen de la Cabeza ya fuese en su romería, aparición, peregrinaciones a pie… o cualquier día del año, no estaba muy arraigada en mi familia, simplemente era acudir algún fin de semana.

Cada sábado de romería me encantaba salir al balcón y ver como los romeros alcalaínos emprendían su camino hacia el cerro del cabezo, acompañados por los sones de Morenita y Pequeñita. Y ya el último domingo desde bien temprano ver la retransmisión por televisión. Siendo yo no tan niño acudía cualquier domingo con mi familia a ver a la Virgen de la Cabeza y pasar un día en ese espacio que tan cerca del cielo queda. Hasta que comencé a subir andando desde Andújar, cuando tenía unos 12 años. Mi primera visita a la Virgen, la noche de su aparición, un par de años después y mi asistencia a la romería de abril que llego no mucho después.

Hasta el presente año, yo estudiaba un Ciclo Superior de Administración de Sistemas y casi finalizado iba llegando también la hora de realizar las prácticas de fin de curso y se acercaba también el final del Año Jubilar. Un año para el recuerdo en el cual tuve el honor de participar en la bajada de la Señora a su pueblo como andero con la Cofradía de Alcalá. Estar presente tanto en la romería como en la aparición y posteriormente en la imposición de la Rosa de Oro en la SIC de Jaén y su procesión de despedida. También estuve presente en plena cuaresma de la subida al santuario organizada por la Diócesis de Jaén en la que miles de jóvenes llenaban el camino de alegría y se hacía notar mucho el cariño de la juventud por nuestra MADRE.

Lo tenía todo prácticamente preparado para acudir también al final del Año Jubilar, cuando días antes recibí una llamada por parte de la Junta de Andalucía en la cual me ofrecían la oportunidad de pasar dos meses en Sofía la capital de Bulgaria y realizar allí las practicas que completaban mi ciclo superior. Era una oportunidad única la que me presentaban, la cual me permitiría crecer como persona, estudiante y trabajador, por lo cual no me lo pensé. Algunos inconvenientes tenía esta decisión como el tener que finalizar mi proyecto de fin de curso en apenas dos semanas, presentarlo el lunes justo finalizada la romería, así que fríamente y muy a mí pesar tuve que quedarme este año en casa. Ultimando preparativos de proyecto, viaje y todo lo que conlleva cosas como estas.
Marché al país balcánico, con una gran fotografía de la Virgen de la Cabeza que me acompañaría durante mi viaje e instancia en dicho país. País en el cual destaca la religión ortodoxa, musulmana y en un 5% el cristianismo. Dos meses no es mucho tiempo, seguro muchos otros romeros pasan mucho más tiempo alejados y que pasan romerías, peregrinaciones y otros muchos actos a los cuales no pueden acudir. Pero que recuerden que en cada segundo de nuestra vida ELLA está con nosotros y si miramos, dentro de nuestro corazón romero, allí estará la VIRGEN DE LA CABEZA.

Francisco J. Heredia
Romeros por el Mundo: Bulgaria
CANAL ROMERO

Start typing and press Enter to search