REPORTAJE: Peregrinación Blanca 2011

La Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza celebró la vigesimoquinta Peregrinación Blanca a la Basílica del Real Santuario. Cientos de enfermos, discapacitados y personas mayores tuvieron la oportunidad de hacer romería hasta el Cabezo y reunirse con la patrona. Cientos de personas mayores, enfermos con movilidad reducida y discapacitados se desplazaron hasta la Basílica del Real Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza para participar en la vigesimoquinta Peregrinación Blanca, organizada por la Real e Ilustre Cofradía Matriz.

Los actos dieron comienzo con la celebración del Santo Rosario. A continuación, comenzó la eucaristía que fue presidida por el padre trinitario Rafael Márquez y concelebrada por el delegado de Pastoral de la Salud del Arciprestazgo de Andújar, Miguel Ángel Solas. En la homilía, Rafael Márquez destacó el papel de la Virgen como consuelo de los afligidos y alegría para los enfermos y les exhortó a llevar su cruz con paciencia y esperanza, sintiéndose amparados y protegidos por María. En la celebración también participaron visitadores de enfermos y ministros extraordinarios de la Comunión que ayudaron en la celebración.

La misa terminó con la procesión del Santísimo Sacramento en la Custodia por la nave central de la Basílica y la lonja, para, después, dar la bendición solemne desde el altar a todos los mayores y enfermos. Después de la solemnidad y el recogimiento de la celebración eucarística, el presidente de la Cofradía Matriz, José María González y la hermana mayor, María del Carmen de Torres trasladaron la Sagrada imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza hasta la nave del templo para que fuese venerada por los peregrinos asistentes. Además, durante la celebración de los actos se vivieron escenas de intensa emoción. Una de los momentos más bellos de la ceremonia fue el besamanos, que se prolongó durante tres horas. La jornada concluyó con una comida de confraternización que la Cofradía Matriz ofreció a los peregrinos.

Los voluntarios de Protección Civil y de Cruz Roja prestaron como cada año, su ayuda en la organización de la peregrinación a la Basílica del Real Santuario para enfermos, personas mayores y con movilidad reducida. Asimismo, la Cofradía fletó varios autobuses que puso a disposición de los peregrinos. En definitiva, fue un día lleno de amor fraternal que sirvió para renovar el espíritu de todos cuantos participaron en la peregrinación.

Canal Romero.

Start typing and press Enter to search