viernes, 31 de agosto de 2012

REPORTAJE: "Historia de la Romería de la Virgen de la Cabeza".


Hablar de la Virgen de la Cabeza, es hablar de sus Cofradías que se extienden por toda España, por ello, es bueno saber de nuestra historia para saber como hemos llegado a la situación en la que nos encontramos. El tiempo y la antigüedad que todo lo consume, nos ha privado de conocer la fundación original de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza de Andújar, Matriz de todas las cofradías que acuden a su Romería el último domingo del mes de abril. Sin embargo, la tradición popular iliturgitana siempre ha mantenido que la Cofradía se fundó en el momento de la aparición de la Imagen, en 1227.

Para Terrones Robles (1657), a los pocos días de aparecerse la Santa Imagen, se erigió y fundó una Cofradía en su nombre y advocación y en la que entraron por cofrades casi todos los vecinos de la ciudad. De la misma opinión es Salcedo Olid (1677), coetáneo de Terrones Robles y primer historiador de Ntra. Sra. de la Cabeza, quien afirma además, que la Cofradía Iliturgitana tuvo su base y fundamento en la comisión de vecinos, nombrada por el Consejo local, para traer la milagrosa Imagen a Andújar y añade, que desde entonces esta comisión se encargó de la administración de la fiesta y de su Santuario, ocupando estos cargos directivos caballeros de cualquier linaje.

En cambio, Torres Laguna (1961), si bien apunta en esta misma dirección en cuanto a la antigüedad de la Cofradía, considera que su origen estaba en la Cofradía de Caballeros Hijosdalgos de Andújar fundada en 1245, a pesar de que sus estatutos decían que no se podía admitir a quienes no fueran del estado noble, lo que contradice lo afirmado anteriormente. Es muy posible que la Cofradía de Hijosdalgos fuese distinta de la de Ntra. Sra. de la Cabeza, por tanto ésta se había originado pues antes de 1245 al ser la más antigua de la ciudad según aparece en distintos listados, pero no hay que rechazar que hubiera algún tipo de relación entre ambas, ya que ambas Cofradías celebraban sus fiestas el día ocho de Septiembre, Natividad de la Virgen, fecha en la que comenzó a celebrarse la Romería.

Otros indicios, sobre la fundación de la Cofradía de Andújar, se centran en el hospital de enfermos pobres de Andújar que poseía la Cofradía y que aparece ya en un documento de 1235, pero aún sin la advocación de Ntra. Sra. de la Cabeza. Este hospital estaba atendido por la orden de los Hospitalarios de San Juan, que recibieron heredades en Andújar del Santo Rey Fernando III, entre ellos una aceña y un huerto en la ribera del río Xándula, cerca del cerro de "la cabeça gorda". El hecho de que el hospital no tuviera nombre en 1235 y dado que la advocación existía desde la primera erección o fundación de la Cofradía, esta podría ubicarse entre 1236 (Hospital) y 1245 (Hijosdalgos).

Evolución

Durante todo los siglos XIV y XV, y dada la fama de milagrosa que tenía Imagen, la devoción a la Stma. Virgen de la Cabeza irá creciendo, aumentando también, el numero de cofrades y peregrinos que asistían anualmente a su Romería. Según Salcedo Olid, para su celebración, el pueblo de Andújar elegía anualmente a prioste, alcaldes y diputados que habían de organizar y dirigir la fiesta, así como nombraba el rector y capellanes del Santuario, sin que en estos nombramientos y elecciones pudieran intervenir ninguna autoridad.

Es en el siglo XVI, donde encontramos los primeros estatutos conocidos de la Cofradía de Ntra. Sra. de la Cabeza de Andújar y que datan de 1505, cuando el ilustre obispo de Jaén, confirmó los estatutos por los que la Cofradía venía rigiéndose desde hacía doscientos años, posteriormente en 1557 y 1565, los obispos gobernantes confirmaron solemnemente la aprobación hecha de su antecesor. Por este y otros documentos, sabemos que la Cofradía tenía un marcado carácter asistencial con sus cofrades y enfermos del Hospital de Ntra. Sra. de la Cabeza que, además gobernaba y regia en la calle Hospitales (hoy Ollerías) de Andújar. En este lugar hacia la Cofradía sus cabildos o juntas y, en la Ermita allí construida, celebraban su fiesta el primer domingo de mayo después de la celebración en la sierra.

En esta época, fueron varios los pleitos interpuestos por la Cofradía. Así en 1518 y 1552, sendas bulas papales, confirmaban a la Cofradía en la propiedad del Santuario y la administración exclusiva del mismo, con total exclusión de cualquier autoridad civil o religiosa, situación de privilegio de la que gozó la Cofradía hasta el año 1700 y que solo es explicable si era propietaria de la Imagen desde sus inicios y del Santuario desde su construcción. En 1590, la orden de los Carmelitas descalzos se valieron de favores para con el Prioste y Diputados para que hicieran donación del Santuario a su orden, siendo anulada dicha donación en 1593.

Esplendor y decadencia

Con la llegada del siglo XVII, la romería alcanzó su máximo esplendor. Salcedo Olid describe con todo detalle como los cargos que regían la Hermandad eran doce Diputados o más, dos alcaldes a modo de jueces para hacer cumplir las ordenanzas, un Mayordomo, Administrador del hospital y ermita, un Prioste, similar al actual Hermano Mayor, un Escribano, un Procurador y un Muñidor, para convocar a los Cofrades. Los Diputados se ocupaban de ampliar y reparar el templo, habitaciones y oficinas, dar lugar a las cofradías foráneas, señalar los puntos donde debía coger las andas de Ntra. Sra., disponer la procesión, pedir limosnas y distribuirla entre los necesitados, adecentar caminos y puentes, conservar libros y llaves y hacer que se cumpliesen los estatutos y privilegios.

Ya en el siglo XVIII, la Cofradía de Andújar cesa en la administración exclusiva del Santuario en 1703, y el Real Consejo de Castilla, durante el reinado de Carlos III, suspendía y disolvía las Cofradías prohibiéndose la celebración de Romerías en el Cerro en 1773, lo que afectó notablemente a la Cofradía que perdió la mayoría de sus cofrades. Después de solicitada su reposición, el 24 de mayo de 1782, el Rey derogó lo dispuesto y se aprueban los nuevos Estatutos de la Corporación iliturgitana.

Durante el siglo XIX, la invasión francesa y sobre todo la supresión de Cofradías de toda España durante el gobierno de Mendizábal y confiscación de todos sus bienes por el decreto de desamortización del gabinete de Espartero, en 1841, mermó más si cabe la Cofradía, que el 24 de abril de 1844 solicitaba a S.A.R. Isabel II la restitución del Santuario e Imagen de la Stma. Virgen firmándose el decreto de restitución en diciembre de ese año. Posteriormente, S.M. es nombrada Hermana Mayor perpetua y concede el título de Real a la Cofradía.

En el año 1870 se establece, entre el Obispado de Jaén y la Cofradía de Andújar, una concordia para la administración compartida del Santuario y en 1879 se firma un reglamento adicional a los Estatutos por los que la Cofradía viene rigiendo desde 1782. Al año siguiente se firma un nuevo reglamento adicional para adecuar estos Estatutos a la concordia que se había firmado diez años antes.

Resurgimiento

Ya en el siglo XX, en 1930, los PP. Trinitarios asumen el cuidado del Real Santuario por decisión del obispado de Jaén, y es durante la Guerra Civil en 1936, cuando se produce el hecho que ha marcado profundamente a la Cofradía de Andújar, la practica destrucción del Santuario y sobre todo la desaparición la Imagen de la Stma. Virgen. Terminada la guerra, se realiza nueva Imagen y se reconstruye el Santuario, resurgiendo así la romería con la misma fuerza de siempre, y por supuesto su Cofradía Matriz.

Este siglo ha sido especialmente prolífico en títulos y reconocimientos a la Stma. Virgen de la Cabeza, así podemos destacar la bula del Papa San Pío X, en 1909, que decreta su coronación canónica y le nombra oficialmente Patrona de Andújar, o la bula de 1959 del que también fue santo el Papa Juan XXIII que declara su patronazgo sobre la Diócesis de Jaén, celebrándose una coronación de desagravio en 1960.

En 1996 inicia una profunda reforma de los Estatutos de la Cofradía para adaptarlo al actual Derecho Canónico, siendo en la Romería del año 2000, cuando el obispo de Jaén D. Santiago García Aracíl, aprueba los que serán los nuevos Estatutos por los que se regirá la Cofradía en adelante. El año siguiente, la Junta de Andalucía, concede a la Cofradía de Ntra. Sra. de la Cabeza, de Andújar, la medalla de oro de Andalucía.

Doblemente coronada

Coronación de 1909

La imagen fue canónicamente coronada en 1909 por Decreto de 9 de marzo del Papa San Pío X, este declara el patronazgo de la Virgen sobre la ciudad de Andújar, junto con San Eufrasio. Tras un Año Jubilar, la coronación se llevo a cabo en la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor de Andujar el 20 de abril de 1909, siendo Obispo de Jaén Juan José Laguarda y Fenollera.

Recoronación de Desagravio de 1960

La imagen se traslada a Andújar en 1960 donde es recoronada, siendo Obispo de Jaén Félix Romero Mengíbar. Un año antes es declarada Patrona Principal de la Diócesis de Jaén por Bula Pontificia del Papa Juan XXIII, el 27 de Noviembre de 1959.

Cofradía Matriz
Enrique Gómez
CANAL ROMERO