jueves, 14 de agosto de 2014

REPORTAJE: Aparición de la Virgen de la Cabeza 2014

Un año más volvió a celebrarse la festividad tan arraigada de la Aparición que cumplía 787 años desde que en aquella madrugada de 1227 se apareciese María Santísima en el Cerro de la Cabeza de Sierra Morena a un humilde Pastor de Colomera, que herido de un brazo pastoreaba al ganado. La afluencia, pese a ser del lunes 11 al martes 12 no decayó y volvió a ser multitudinaria, en una festividad religiosa que cada año va en aumento caiga o no en fin de semana.

Unos devotos y peregrinos allí reunidos que volvían a vivir como todos los años una noche de ensueño, pero esta vez con devoción y entusiasmo duplicado, pues cada año que se asiste a la Aparición crece en cada cristiano un sentimiento más arraigado con la Reina de Sierra Morena, Patrona de la Diócesis de Jaén y de la ciudad de Andújar y Pastora de los corazones de miles de personas que acudieron o que siguieron desde internet la noche mágica.

Los actos comenzaban pronto, de hecho las andas estaban repletas de fervorosos anderos con ansia de llevar a la Madre de todos y la Cofradía Matriz no tardaba en presentarse en la Basílica llena de vítores y palmas para luego recibir a sus Cofradías Filiales que llegaban desde todos los puntos de la Geografía, además de 4 prohermandades. 

Más tarde se procedía al traslado al Altar exterior para el Rosario y la Misa Principal que fue a cargo del Obispo de la Diócesis de Jaén, Don Ramón del Hoyo y cantada por el excepcional coro de la Cofradía Matriz, que tuvo como gran recompensa mientras cantaba recibir a la Sagrada Imagen Celestial de la Morenita, mirándoles y sacando de sus rostros algunos momentos de devoción y emoción.

Para finalizar la noche y llenar de Fe más si cabe a los romeros, se procedía a la Procesión por las calzadas del Cerro y unos momentos muy bonitos en la plaza del poblado y Casa de Andújar para finalizar el recorrido entrando en su Basílica. Una vez en su Camarín, Nuestra Señora de la Cabeza, esperaba a sus hijos ansiosos de volver a encontrarse con Ella para su tradicional besamanto y tener unos segundos ante Ella. Una noche especial que transcurrió con normalidad y sin indicencias según el dispositivo de seguridad, llevando a cabo solamente alguna caída sin importancia.

Artículo: Gaspar Parras Jiménez
Fotos: Antonio Arcos Cobos
CANAL ROMERO