martes, 2 de septiembre de 2014

REPORTAJE: "La Virgen de la Cabeza en la Fiesta de Moros y Cristianos de Campillo de Arenas"

 CAMPILLO DE ARENAS

Campillo de Arenas situado en el sur de la provincia de Jaén a los pies de Sierra Mágina y lindando con la comarca granadina de los montes orientales jugó un papel importante por su ubicación estratégica en la reconquista. El castillo de arenas fue uno de los últimos bastiones musulmanes en la provincia de Jaén pasando a manos de las tropas cristianas en 1485. A partir de esta fecha los reyes católicos organizaron la repoblación de estos territorios quedando Campillo de Arenas totalmente como núcleo poblacional en 1539 donde ya se procedió a la delimitación del término municipal. El dato más antiguo sobre el patronazgo y celebración de las fiestas de la virgen de la cabeza se remonta al catastro del marqués de la ensenada de 1572 pero los hechos históricos antes mencionados en los que la villa fue protagonista hacen pensar que las fiestas de la Virgen de la Cabeza tienen el mismo origen.


Al igual que se disputaron el castillo de arenas las tropas moras y las cristianas, en el transcurso de las fiestas el segundo fin de semana de agosto será la posesión de la imagen de la Virgen de la Cabeza la que enfrente a moros y cristianos. Las luchas comienzan en la primera procesión el sábado por la tarde, llamada procesión de las "avanzadillas". En el transcurso de la procesión se suceden varios enfrentamientos alternándose con la quema de tracas y cohetes que los lugareños ofrecen a la Virgen a modo de promesa cumplida. En la última avanzadilla los moros arrebatan la imagen de la Virgen de la Cabeza a los comisarios cristianos llevándosela al castillo instalado en la plaza para la celebración de los festejos. Durante la madrugada los campanilleros recorren las calles de la localidad con cánticos y plegarias que culminan al amanecer con la procesión del rosario de la aurora. En la mañana del domingo y frente al castillo tiene lugar uno de los actos más llamativos a la vez que concurrido.



La embajada, así se conoce dicho acto a modo de representación teatral donde se escenifica el momento de el "robo de las escopetas" a los moros y su posterior rendición pasando la Virgen y el castillo a manos cristianas. Generación tras generación las fiestas de Campillo de Arenas se vienen celebrando con mucha tradición y arraigo en la población donde la cofradía con su ramificación soldadesca de las comisarios juega un papel importante. También digno de mención los actos que en Campillo de Arenas se celebran cada jueves de romería con la llegada de la cofradía granadina de Colomera. El pueblo entero se echa a la calle para recibir a la expedición cofrade que rumbo al Cerro hará parada en el municipio para visitar la imagen de la Virgen de la Cabeza. Muchas muestras de Fe devoción y arraigo popular ponen de manifiesto que en Campillo de Arenas la Virgen de la Cabeza tiene tantos altares como hogares hay en su población.

Artículo: David Mercado
Campillo de Arenas
CANAL ROMERO