viernes, 12 de agosto de 2016

Aparición de la Virgen de la Cabeza 2016


El 789º aniversario de la Aparición de la Virgen de la Cabeza al Pastor de Colomera transcurría con una serie de actos litúrgicos que se desarrollaron entre la tarde noche del 11 al 12 de agosto.

Estos comenzaban en torno a las 20:00 horas en Sierra Morena cuando la Cofradía Matriz se presentaba ante la "Morenita". 
Pasada media hora, se procedía al desfile, por las calzadas del Cerro, de las 64 cofradías filiales y las 4 procofradías, que al llegar a la lonja iniciaban el recibimiento de parte de la junta gestora de la Cofradía Matriz, Ayuntamiento de Andújar y la Comunidad Trinitaria para posteriormente, presentarse éstas ante la Virgen de la Cabeza en el Altar Mayor. A la conclusión, se iniciaba el traslado de la Imagen de la "Morenita" desde su Camarín hasta las andas para, finalizado el traslado, comenzar el rezo del Rosario y posterior Eucaristía en el Altar exterior, oficiada por el Obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro. 

Tras un tiempo de retraso con el horario estimado, se procedía a una bonita y recogida procesión en la cual participaban las Cofradías, autoridades y sacerdotes. Pero fue el procesionar de la Patrona de la Diócesis de Jaén, lo que hizo las delicias de los romeros, colmando de fe y devoción a los miles de peregrinos y romeros llegados desde todas partes del mundo. Al término de los actos, se procedía al Besamanto, en el cual se vieron escenas de mucho fervor al besar a la Reina de Sierra Morena y rogar con plegarias a la Madre de Dios.


DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

Finalizaron todos los actos en el dispositivo de seguridad que contó con diversos efectivos de la Policía, Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, Cruz Roja, 061 y miembros de los retenes del Parque Natural, que velaron por la seguridad de miles de devotos, contabilizando solamente atenciones y actuaciones no destacables. Cabe destacar el peligro que supuso, durante toda la tarde noche, el pebetero de las velas, que pudo ocasionar algún susto, e incluso molestó a numerosos devotos que se congregaron en la calzada para ver los actos, ya que según éstos; "dificultaba la respiración al inhalar humo", debido a la fuerza del viento. En cuanto a las visitas y subida de devotos al Cerro, hubo menos afluencia de romeros que en años anteriores, siendo notorio en cuanto a los aparcamientos y huecos en las calles o actos.





Gaspar Parras Jiménez
CANAL ROMERO