domingo, 27 de noviembre de 2016

Peregrinación y Encuentro de Jóvenes 2016

Jóvenes de la Diócesis de Jaén junto al Obispo de la misma, Amadeo Rodríguez y ante la Virgen de la Cabeza
Con la celebración del Adoremus en la Parroquia San Eufrasio se preparaban los jóvenes de la diócesis jiennense para la peregrinación al Santuario de la Virgen de la Cabeza y para el encuentro festivo de los jóvenes que participaron en las actividades litúrgicas preparadas para el último fin de semana de octubre. Casi un centenar de jóvenes, llegados desde diversos lugares de la Diócesis de Jaén vivieron un intenso fin de semana de encuentro, oración y diversión, bajo la mirada amorosa de nuestra Madre. Primero en la Parroquia del Patrón, San Eufrasio, más tarde en el camino viejo que conduce hasta el Cerro y, el domingo, desde los acto principales junto al Obispo y ante la patrona diocesana, la Morenita.

El viernes a media tarde partía el autobús de Jaén rumbo a la parroquia de San Eufrasio en Andújar. El primer día del PEJ de la Diócesis de Jaén, comenzaba con el tradicional Adoremus, que se celebra los últimos viernes de mes. Durante el mismo, dos jóvenes ofrecieron un increíble testimonio en torno a las Jornadas Mundiales de la Juventud, pidiéndose realizar juntos el sagrado sacramento del matrimonio. Tras el Adoremus se celebró la Santa Misa y se expuso al Santísimo. Durante el tiempo de adoración, todos los sacerdotes congregados para la ocasión impartían el sacramento del perdón a quien sentía la necesidad de reconciliarse con Dios. Fueron unos momentos intensos de oración y agradecimiento al que había congregado a estos jóvenes para pasar un fin de semana increíble, como después se comprobó a la conclusión del mismo y valoración realizada por los presentes.

El sábado, la peregrinación hasta el Santuario de la Virgen de la Cabeza, por el conocido como camino Viejo de Herradura, se iniciaba a las 6 de la mañana. Cada joven peregrino, a su ritmo, afrontó los distintos tramos del sendero que conduce hasta la Morenita, haciendo dos paradas fuertes a mitad, una en San Ginés para desayunar y otra en el Lugar Nuevo para refrigerarse. Llegado el mediodía, comenzaron a llegar a la casa de la Cofradía Matriz de Andújar los primeros peregrinos, para dejar sus pertenencias, asearse y proceder a un armonioso almuerzo en convivencia, lleno de ambiente cristiano.

Tras un rato de merecido descanso, a primeras horas de la tarde, los pupilos diocesanos pudieron disfrutar con un juego de rol inspirado en la parábola del “Buen Samaritano”. Distribuidos por todo el recinto del Santuario, varios compañeros disfrazados de personajes bíblicos hacían pruebas a los diferentes equipos, para que de esta forma consiguieran las pistas y objetos necesarios para dar respuesta al enigma planteado, donde ganar o perder era lo de menos, siendo el objetivo principal, divertirse. Acabado el juego, en el que se habían seguido uniendo lazos de amistad, llegó el tiempo de oración y recogimiento ante la Virgen de la Cabeza, para dar gracias, súplicas y plegarias a su imagen. Tras la cena, los distintos seminaristas que acudieron a la PEJ'2016 organizaron el juego de las palabras donde, la nota predominante, fue el buen ambiente y las risas, que resonaban por todos los pasillos de la Casa Hermandad de la Matriz de Andújar.

El domingo amaneció con la oración de laudes y, con la llegada del Obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez, quien vivió junto a los jóvenes una mañana con inmensa emoción la celebración del Jubileo de la Misericordia. La peregrinación se inició en el arco de la plaza principal, para, después de subir la calzada, atravesar la puerta de la Misericordia, y después, reunidos en torno al altar, compartir la mesa de la palabra y de la Eucaristía con el pastor de la Diócesis de Jaén.


Fotografías y colaboración: 
Delegación de Juventud 
Diócesis de Jaén
CANAL ROMERO