lunes, 20 de marzo de 2017

VESTIMENTA PARA UNA REINA: "Ataviada para su restauración"

Así nos presentaba la Real e Ilustre Cofradía Matriz a Nuestra Señora, la Santísima Virgen de la Cabeza, en el ecuador de esta Cuaresma, hasta el pasado domingo 19 de marzo, para su despedida, inesperada por muchos, para ser intervenida en restauración. Algo que se venía solicitando desde hace tiempo.

La Santísima imagen lucía las coronas y rostrillo de la reconoración de desagravio de 1960, junto con el fajín de capitán general, la medalla de la ciudad de Andújar, el bastón de alcaldesa perpetua de la misma, el broche de la Rosa de Oro y la laureada de San Fernando.

Sobre su bendita imagen reposaba el manto de la reconoración de 1960, diseñado por el pintor sevillano Maireles y se cree que fue bordado en los talleres de Leopoldo Padilla. Bordado en hilo de oro sobre terciopelo azul de Lyon y restaurado a comienzos de la década de los años ochenta del pasado siglo XX.
Artículo: Jorge Cecilia
Fotografías: Miguel Ángel Jiménez Contreras
CANAL ROMERO