jueves, 13 de abril de 2017

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCLXXVII). Jueves Santo


En este atardecer nos reunimos, como hicieron los apóstoles, en torno a Jesús para celebrar aquella memorable Cena en la que el Señor nos instituyó el sacramento de la Eucaristía, dio comienzo a la participación sacramental en su único sacerdocio y nos dejó el mandamiento del amor fraterno; poniéndonos así en camino con Cristo hacia la cruz en el gozo que nos da el saber que así podremos participar de su resurrección.
Esta Última Cena de Jesús con los discípulos evoca la cena de la Pascua de los judíos, la celebración con que cada año recuerdan la liberación de Egipto y que es para ellos una acción de gracias y de esperanza; pero además, los judíos, cuando celebran la Pascua, a la vez que dan gracias a Dios por la liberación pasada, elevan a Dios una súplica ardiente para que les otorgue la libertad definitiva ahora y en el futuro.
Resultado de imagen de ultima cenaPues bien, Jesús, mediante su Pasión, lleva a plenitud esta liberación por la que suspira el pueblo de Israel. Gracias a ella, Jesús se convierte en el verdadero Cordero Pascual que realiza la liberación de todos los hombres de todos los tiempos y culturas: una liberación del pecado y de la muerte. Por eso que la Última Cena de Jesús es el signo de la nueva Pascua que nos libera, ya que Jesús adelantó sacramentalmente en ella su pasión, muerte y resurrección al instituir el sacramento de la Eucaristía.
Pero atentos. No debemos nunca olvidar que la Eucaristía es Jesús mismo que se pone a nuestro servicio y reclama que también nosotros nos pongamos al servicio de los demás por amor a Él. Hoy nos tiene que quedar, una vez más, bien claro que no hay amor sin servicio; al igual que tampoco hay servicio sin amor.
Pidámosle, por tanto, a la Virgen María, que se nos meta bien en la cabeza que la gran lección del Jueves Santo es el amor y el servicio: amor y servicio de Cristo, y amor y servicio de quienes queremos ser sus discípulos.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.