REPORTAJE: "Aparición de la Virgen de la Cabeza 2017"

Salida de la Morenita por la lonja del Santuario
Cofradía Matriz en su presentación ante la Virgen
Los devotos de la Morenita han celebrado el 790º aniversario de la aparición de la Virgen de la Cabeza, patrona de Andújar y de la provincia de Jaén, en una apacible madrugada de ensueño para los fieles y fervorosos romeros y peregrinos que han llegado hasta el Cerro de la Cabeza. El epicentro fue Sierra Morena, en concreto la Basílica y Real Santuario de esta advocación, que desde la noche del 11 hasta el 12 de agosto se engalanó para inmortalizar y revivir esta leyenda del Pastor de Colomera, Juan Alonso de Rivas.

Panorámica y aspecto de la Dehesa del Cerro de la Cabeza
Los actos principales comenzaron a las 20:30 horas con la ofrenda y agasajo a la Morenita. A las 23:00 se procedía al traslado de la Reina de Sierra Morena hasta el altar exterior para proceder al rezo del Santo Rosario.

Una vez pasadas las doce de la madrugada, se iniciaba la solemne Eucaristía que presidió Monseñor Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Jaén, la cual estuvo cantada por el Coro de Baeza.


Entrega de la imagen y talla de la Morenita ante el pueblo
La procesión por las calzadas del Santuario comenzaba con algo de retraso, si bien es normal debido a la afluencia de cofradías y más tarde se celebró el besamanos en el Camarín de la Virgen de la Cabeza, como cierre de los actos conmemorativos. Unos actos que se desarrollaron con normalidad y con una buena organización de la Cofradía Matriz, que volvió a permitir a los compañeros de los medios de comunicación, entre ellos CANAL ROMERO, realizar su trabajo sin ningún tipo de restricción y bajo una coordialidad y trato exquisito en todo momento, lo cual es de agradecer, ya que de esta manera podemos trabajar todos, "juntos por Ella".

Teniente alcalde de Andújar junto al hermano mayor de la Matriz
LEYENDA DE LA APARICIÓN

Según una leyenda fue San Eufrasio, discípulo del Santiago el Mayor y uno de los siete varones apostólicos que trabajaron junto al apóstol en la evangelización de España, quien trajo consigo una hermosa imagen de la Virgen a quien rendía frecuentemente culto. Se cuenta que con la invasión musulmana en Andújar, la efigie fue llevada a uno de los puntos más altos de la Sierra Morena, y escondida en un lugar seguro para evitar su profanación. Siglos después, en la noche del 11 de agosto de 1227 la imagen fue hallada por Juan de Rivas, un pastor de la localidad de Colomera, quien se encontraba apacentando su ganado en la Sierra. Se dice que por varias noches el pastor vio como unos rayos luminosos salían sobre el monte más cercano, y cómo, cuando esto ocurría, se escuchaba el sonido de una campana.

Cofradías filiales junto a la "Rosa de Oro"
Ante lo repetitivo del fenómeno, Rivas decidió una noche -aquella del 11 de agosto- subir hasta la cumbre. Al llegar al lugar quedó atónito ante lo que vieron sus ojos: al fondo, en un hueco formado por dos bloques de granito, estaba una preciosa imagen de la Virgen. De inmediato cayó de rodillas entablando un diálogo con Nuestra Señora. Se narra que la Virgen entró en coloquio con el pastor, expresándole su deseo de levantar en aquel lugar un templo; y que la Madre de Dios lo envió hacia Andújar para que anunciase allí este acontecimiento. Como prueba debía mostrar a todos la recuperación del movimiento de su brazo, que había perdido tiempo atrás.

Texto y fotos: Gaspar Parras Jiménez
CANAL ROMERO

Start typing and press Enter to search