REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCC). Domingo XXV del Tiempo Ordinario


Sin duda que, para nosotros, Dios puede actuar de formas inesperadas y sorprendentes, mostrándonos que sus planes quizá no sean nuestros planes, y que nuestros caminos quizá no sean nuestros caminos; una frase que vemos reflejada en el comportamiento del propietario de la viña que escuchamos en el evangelio. Pero eso no quiere decir que los planes de Dios sean llevarnos la contraria, porque no pocas veces nuestros planes y los de Dios coinciden y coincidirán, sino que la forma de ver las cosas de Dios y su modo de actuar es mucho más grande de miras que el nuestro, y que ante Él, nuestra forma de ver la justicia muchas veces es mezquina y ridícula.
Imagen relacionadaY es que, a fin de cuentas, la palabra de Dios hoy nos quiere decir que el amor de Dios es sorprendente y generoso; por no decir que a misericordioso no le gana nadie. Que lo que quiere es que todos estemos con Él. Por eso, los que tenemos la suerte de haber sido llamados a la vida de fe, tenemos que saber vivir dando gracias a Dios, y no yéndole con exigencias por ello. Y además, deberíamos alegrarnos porque siempre haya gente que, en cualquier momento de su vida, se acerque a Dios y le descubra presente en su vida.  Y a fin de cuentas, el pago ha de ser el mismo para todos, que es el premio de la vida eterna, que no deja de ser un regalo de Dios, y no un derecho que nosotros le podamos reclamar.

Vamos a pedirle, pues, a la Virgen María, que llevemos una vida digna del Evangelio de Cristo, que es lo importante, como nos dice san Pablo; una vida llena de bondad y de misericordia, y que sepamos vivir con sencillez y con agradecimiento profundo a Dios por el don inmerecido de la fe.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

PD.: Parece que fue ayer cuando empezamos a publicar en Canal Romero las reflexiones a la Palabra de Dios de cada domingo... y poco a poco, ya hemos llegado al número 300 de las mismas. Ojalá que la finalidad con la que se comenzó y que continúa teniendo está publicación, que no es otra que la de acercarnos a Dios y a participar en la Eucaristía, llegue a buen término.

Start typing and press Enter to search