REPORTAJE: "Peregrinación Blanca 2017"

La mañana otoñal del 8 de octubre, volvió a resplandecer la Virgen de la Cabeza, llena de fervor y con el calor de las emociones de los cientos de ancianos y enfermos que subieron hasta el Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza en Sierra Morena desde Andújar y distintos puntos de la Diócesis de Jaén, así como desde todos los puntos geográficos en la celebración de la XXX Peregrinación Blanca organizada por la Real e Ilustre Cofradía Matriz de Andújar, que  contó con la colaboración y dispositivos de Cruz Roja y Protección Civil para trasladar a los peregrinos.

A las doce del mediodía, el templo basilical estaba totalmente ocupado por los peregrinos ancianos y enfermos y los pasillos laterales y la lonja llenas de fieles. Comenzó la celebración con la entrada de las banderas y junta gestora de la Cofradía Matriz y acto seguido comenzó la Eucaristía presidida por el rector del Santuario, Domingo Conesa junto con otros sacerdotes de la Comunidad Trinitaria. Antes de comenzar la Solemne Eucaristía, se procedió a la Procesión Claustral por el Templo del Santísimo Sacramento en la Custodia por la nave de la Basílica.

En la homilía, el Padre Domingo destacó el papel de la Santísima Virgen como consuelo de los afligidos y alegría para los enfermos y les exhortó a llevar su cruz con paciencia y esperanza, sintiéndose amparados y protegidos por María. En la celebración participaron otros trinitarios que ayudaron a distribuir la Eucaristía, rogando especialmente por la salud de la cofrade Mari Carmen de Torres, según pidió Ramón Colodrero.
Después de la solemnidad y el recogimiento de la celebración eucarística, los asistentes estallaron de júbilo cuando el hermano mayor, Ramón Pérez, junto a la Cofradía Matriz, Cofradía de Colomera y Ayuntamiento de Andújar trasladaron la sagrada imagen de la Santísima Virgen de la Cabeza hasta la nave del templo para que fuese besada por los enfermos y ancianos asistentes en el manto. Se vivieron escenas de intensa emoción durante las casi tres y media horas que duró el besamanto.


Artículo y fotos: Gaspar Parras Jiménez
CANAL ROMERO

Start typing and press Enter to search