REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCXVIII). Solemnidad de Santa María, Madre de Dios


Acabamos de iniciar un nuevo año; un año que, seguramente, llega cargado de buenos deseos e intenciones. La Iglesia no quiere dejar perder la oportunidad de adherirse a todos estos buenos deseos que hoy nos profesamos y por eso, nos ofrece hoy como primera lectura una bendición, tomada del libro de los Números que hemos proclamado; una bendición que nos tiene que recordar que Jesús es la gran bendición de Dios para toda la humanidad, pues aceptó hacerse hombre, naciendo como nosotros de una mujer, para que los hombres pudiéramos ser hijos de Dios.
Resultado de imagen de madre de dios rupnikY este año que hoy comienza, lo ponemos en manos de Santa María, la Virgen, celebrando su fiesta litúrgica más antigua y más importante, en la que la contemplamos como Madre de Dios. Es cierto que en nuestro devocionario popular y personal, podemos tener cariño y simpatía por una u otra advocación mariana, sobre todo si en nuestro pueblo se venera a la Virgen María bajo un título concreto; pero nunca hay que olvidar que la Virgen María es, ante todo, la Madre de Dios y que así la hemos de llamar junto con la Iglesia de ayer y de hoy, puesto que por su maternidad divina nos ha sido dado el Enmanuel, el Dios con nosotros, el autor de la vida y la salvación de la humanidad.
Y es que, si nos fijamos en las imágenes de la Virgen María con el Niño en sus brazos o en su regazo, veremos como Ella, no solamente lo sostiene, sino que también nos lo presenta y ofrece, primeramente, para que lo reconozcamos como la suma bendición que proviene de Dios, esa bendición que mencionaba el libro de los Números; pero también para que lo descubramos como el Mesías al que se refiere san Pablo.

Pues que Ella, María, Madre de Dios, nos ayude, para que a lo largo de este año que comienza, seamos capaces de escuchar, como Ella, la palabra de Dios, acogiéndola y meditándola en nuestro corazón. Así podremos ser, como canta san Francisco de Asís, instrumentos de la paz de Dios para el mundo.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

Start typing and press Enter to search