sábado, 6 de enero de 2018

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCXXII). Domingo III del Tiempo Ordinario


Hoy, en el evangelio, vemos cómo Jesús comienza su misión en Galilea, anunciando la Buena Noticia e invitando a todo el mundo a creer en la vida y el amor que Dios ofrece. Es una llamada que se dirige también a todos nosotros, para que renovemos nuestras vidas y sigamos el camino que él nos muestra; pues Jesús también hoy sigue llamando a la conversión a todos los hombres, y de un modo especial nos llama a la conversión a nosotros, los creyentes.
Resultado de imagen de pescadores de hombres rupnik
Ya en la primera lectura vemos una llamada a la conversión. El profeta Jonás avisa a la corrompida ciudad de Nínive que Dios está harto de sus abusos y que va a castigarlos. Por suerte, los ninivitas se toman en serio el aviso de Jonás y se arrepienten y convierten, siendo así perdonados por Dios.
Pues bien, nuestro tiempo, sumido tantas veces en una situación de inmoralidad semejante a la de Nínive, necesita verdaderos profetas que les urjan a cambiar de conducta, porque el buen médico no es el que esconde la enfermedad, sino el que avisa de ella, para que el enfermo pueda curarse.  Pero no se trata de meter miedo al hombre con la amenaza a de un castigo, no. La llamada a la conversión ya no tiene que ser tanto el miedo al castigo, sino que debe ser, sobre todo, el anuncio gozoso de la Buena Noticia. Y esa Buena Noticia es que el plazo se ha cumplido, es decir, que ha llegado el tiempo en el que Dios va a intervenir para salvarnos e inundarnos con su perdón y su amor. Por eso conviene que no nos hagamos los sordos, pues el momento es apremiante, y el Señor Jesús nos llama también a nosotros, como a aquellos discípulos suyos, a seguirle, siendo “pescadores de hombres”, “pescando” a los demás para acercarlos y llevarlos al Reino de Dios.

Pues que la Virgen María nos ayude para que, con la fuerza de la Eucaristía –pues cada Eucaristía es una llamada de Dios a la conversión, a una vida nueva evangélica– llevemos a todos el mensaje del Reino de Dios y vivamos la alegría de saber que el Señor Jesús siempre nos acompaña.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

LANGUAGE

VISITAS EN CANAL ROMERO

CANALROMERO.COM 2008-2018 (C) Bajo licencia Creative . Con la tecnología de Blogger.

CANAL ROMERO EN GOOGLE+