Sigue la actualidad devocional en nuestras redes sociales

ARTÍCULO: "La luz y la jaula de grillos"

 Reflexión de Alfredo Ybarra sobre los comentarios hacia el cartel de la Romería 2018

Las redes sociales con su vorágine torrencial han cambiado nuestros comportamientos, nuestra forma de ver y entender la realidad, las respuestas que damos a la misma. Si nos cernimos a nuestra ciudad y su contexto, igualmente las redes han revolucionado la información, la comunicación en muchos aspectos y nuestra actitud ante el devenir iliturgitano. Hoy todo el mundo, genera información, opina, categoriza. Actualmente no hay un filtro a la hora de publicar información o noticias en cuanto a lo que ocurre en la localidad, y únicamente se busca la viralización, algo en general preocupante. Si a esto añadimos esa peculiar y arraigada personalidad local pusilánime, que deja hacer, pero con el reproche en la retranca, y se manifiesta en una falta de implicación, en el afán crítico, en el no comprometerse, en el poco sentido colectivo, en el monólogo ególatra, tenemos abonado un campo complejo en esta nueva era.


La reciente elección mediante concurso del cartel oficial de la Romería, es un ejemplo de lo digo. “Para gustos los colores” dice la expresión popular, que viene a sintetizar la máxima latina “De gustibus non est disputandum”, que se puede traducir directamente por “no hay que pelear por los gustos”. Y todo el mundo es libre de opinar. Pero ya digo, en Andújar somos especiales y sobre todo con ciertos temas como el de la Virgen de la Cabeza, y las críticas no tardaron en aparecer alentadas por esos forofos de la exacerbación localista. 

El alcalde e Ireñe Pereña, cartelista, junto a la obra ganadora
Las redes en seguida empezaron a pontificar sobre lo que debía ser un cartel, el cartel romero. Por aquí y por allá estaban los sacerdotes del romerismo y la andujanía impartiendo doctrina. De nada servía que por otro lado salieran quienes defendían las razones de un jurado versado por su currículum y conocimientos en los menesteres artísticos, y, conocedor de lo que debe ser un cartel. Las opiniones tomaban por momentos efervescencia variopinta. Hasta se leyó eso ahora tan de moda en cuanto al tema del Santuario y la Virgen de la Cabeza de “es el pueblo el que tiene que elegir el cartel”. Otros apuntaban un cartel paralelo y con ninguna elegancia denigraban la obra ganadora y de paso a su autora. 

Ya digo, que vivimos por suerte en un lugar del mundo donde uno es libre de pensar lo que quiera, y, es buena la diversidad de opiniones, y el discrepar. Pero una crítica para debatir debe de estar alentada en una mínima argumentación, y motivada en criterios consecuentes, no en cuestiones más peregrinas y personales. Incluso he visto críticas negativas bien armadas que son serias. Pero las más cimentadas han sido precisamente las positivas hacia el cartel. A la par y como particularmente el caso me pellizcó las entendederas, le he mostrado el cartel a amigos artistas consagrados y profesores de bellas artes, y, explicado el caso, todos me han respondido que es un cartel bien definido y argumentado tanto en el sentido de lo que pretende como en su estructuración artística y argumental. Luego está que entre los carteles presentados alguno más pudiera ser considerado ganador; pues claro. 

Dicho esto y volviendo al principio. Si en general las redes son propicias para el ataque deslenguado, el frentismo, y los bandismos, en relación a Andújar por momentos y en ciertos aspectos, la cosa se hincha más. Pero al mismo tiempo las nuevas tecnologías también han propiciado que aparezcan espacios, plataformas que vienen a sumar a favor de una mayor información y un mejor conocimiento sobre Andújar. Son enriquecedoras, nos ilustran altruistamente, sin intereses personalistas, sobre la historia de Andújar, su actualidad, sin sesgos extraños, nos muestran un sinfín de imágenes de ayer y de hoy, un tesoro gráfico y documental, que nos reencuentra con una parte importante de nosotros mismos, que nos enseña cómo era nuestra ciudad. Páginas, unas, que entran en debate, pero desde el pensamiento sumativo, no en el tiro al blanco, ni en la ofensa. Páginas de blogs, de facebook,…que suman, que alientan la andujanía. Páginas que ponen en pie nombres para la historia local, que nos enseñan la pasión por Andújar, que hablan con imágenes de la Andújar histórica,…, páginas de medios informativos rigurosos, páginas que saben ver el verdadero cauce-canal peregrino y romero, y unas cuantas más significativas páginas de luz, frente a la jaula de grillos.


Alfredo Ybarra
CANAL ROMERO

Start typing and press Enter to search