Sigue la actualidad devocional en nuestras redes sociales

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCXXVI). Miércoles de ceniza


La liturgia nos invita hoy a convertirnos y a creer en el Evangelio, recordándonos que somos polvo y que al polvo volveremos, pues la Cuaresma es una llamada a recordar quiénes somos y de dónde venimos y por qué. Es una llamada a renovarnos, a vivir de una manera nueva, prescindiendo de cómo haya sido nuestra vida hasta ahora... Eso es la ceniza, nuestro pasado, un pasado que cargamos sobre nosotros, pero que queremos dejar atrás para vivir una nueva vida; una vida en la que Dios tenga un lugar clave. Por eso que al recibir hoy la ceniza, debemos procurar que este gesto no sea un simple acto externo, sino que sea una auténtica invitación a vivir interiormente y en profundidad nuestra vida cristiana. Para ello, la Iglesia nos propone, desde siempre, una prácticas cuaresmales como la penitencia, la limosna, la lectura de la Palabra, el ayuno, la abstinencia...

Resultado de imagen de imposicion cenizaPero atentos, que el evangelio que escuchamos hoy nos advierte del peligro de que estas y otras prácticas sean superficiales y no de corazón. De hacerlas para que nos vean... Por eso que tiene que quedar clara una cosa desde el primer momento, y es que todas las prácticas cuaresmales, hemos de hacerlas; y no hay excusa para autojustificarse de no hacerlas; pero hemos de hacerlas con el corazón. Por eso que la Cuaresma es, sobre todo, un tiempo que nos tiene que ayudar a cambiar de vida, a convertirnos de verdad a Jesucristo. Y si no estamos dispuestos a ello, seremos unos cristianos de pacotilla; seremos unos hipócritas de esos a los que Jesús pone a caldo y de vuelta y media en el evangelio.

 Y es que celebrar el Miércoles de Ceniza es hacer un alto en nuestro trajín de cada día para tomar conciencia de que nuestra vida es efímera y que, por eso, la llamada que constantemente se nos dirige a la conversión es urgente. Por tanto, dejemos que en nuestro corazón resuene hoy este grito: ¡Conviértete y cree en el Evangelio!

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

Start typing and press Enter to search