sábado, 17 de febrero de 2018

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCXXVII). Domingo I de Cuaresma


Durante estas semanas de Cuaresma, en la primera lectura escucharemos pasajes del Antiguo Testamento que nos muestran algunos momentos principales de la historia de la salvación de Dios. Hoy escuchamos aquella escena conocida del diluvio, de Noé, y de la alianza que Dios establece con su pueblo, una alianza que, como nos explica san Pedro en la segunda lectura, culmina en Jesús muerto y resucitado.
Resultado de imagen de tentaciones desierto rupnikPues bien, durante estos cuarenta días, vamos a entrar, como Jesucristo, en el desierto. El desierto de la oración y de la penitencia. Y es que la Cuaresma es un tiempo especial de conversión por la oración y el encuentro con la Palabra de Dios y con los sacramentos. Por eso que a lo largo de estos cuarenta días podríamos crear cada uno de nosotros nuestro propio desierto, un tiempo en que el silencio ocupe un lugar importante. Un tiempo en el que nos estemos a solas cara a cara con nosotros y con Dios y dediquemos unos minutos a leer algún texto bíblico, el evangelio del día, por ejemplo, para echar una mirada sobre nuestro día a día, nuestras relaciones, nuestra vida en la sociedad y, de este modo, revisar nuestra vida a la luz del Evangelio, y así progresar en el conocimiento del misterio de Cristo.
Pero no tenemos que olvidarnos de una cosa que es fundamental: Que todas estas prácticas cuaresmales tienen como objetivo que celebremos la fiesta de la Pascua con un corazón renovado.
Vamos a aprovechar, pues, este tiempo de gracia en el que Dios nos quiere curar de nuestros males y comunicar la energía y la vida nueva de Jesucristo, y pidámosle a la Virgen María que nos dejemos convencer y sepamos aceptar esa mano que Dios nos está tendiendo constantemente.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.


LANGUAGE

VISITAS EN CANAL ROMERO

CANALROMERO.COM 2008-2018 (C) Bajo licencia Creative . Con la tecnología de Blogger.

CANAL ROMERO EN GOOGLE+