martes, 14 de agosto de 2018

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCL). Solemnidad de la Asunción de la Virgen



Hoy nos reunimos para contemplar y celebrar el misterio de la bienaventurada Virgen María, Madre de Cristo y Madre nuestra, asunta a los cielos en cuerpo y alma. Ella es la imagen y el comienzo de la Iglesia que un día será glorificada. Pero mientras llega ese momento, Ella brilla ante el pueblo de Dios, como signo y señal de esperanza cierta de que un día también nosotros seremos glorificados.
Resultado de imagen de asuncion virgen
Si cogemos la Biblia, veremos que no hay nada escrito en las Escrituras, ni sabemos cuándo, dónde o cómo fue exactamente el final de la vida de María, pero la fe cristiana vio anticipadamente en Ella la imagen del que será el fin de toda la humanidad. Esta fiesta es, en plenitud, la Pascua de María, y nos invita a celebrar que Ella posee ya lo que para nosotros es aún objeto de esperanza: la vida eterna en su plenitud. Por eso, en esa misteriosa mujer de la que nos habla la primera lectura, vemos reflejada a la Virgen María, la llena de gracia, vestida de sol, con la luna bajo sus pies y coronada de estrellas.
Y en esta fiesta tan señalada el evangelio nos propone la escena de la visitación de María a su prima Isabel, donde María recibe esos elogios: « ¡Bendita tú eres entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!... Bienaventurada la que ha creído». Hoy también nosotros la proclamamos bienaventurada, y miramos hacia el cielo buscando su ayuda y su protección.
Que Ella, que no abandona a ninguno de los discípulos de su Hijo, que peregrinan hacia la gloria eterna en medio de dificultades y luchas, cuide de todos nosotros, y nos ayude a buscar cada día con más fuerza a Dios, a confiar en Él, a escuchar su Palabra, y a cumplir su voluntad cada día.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero

LANGUAGE

VISITAS EN CANAL ROMERO

CANALROMERO.COM 2008-2018 (C) Bajo licencia Creative . Con la tecnología de Blogger.

CANAL ROMERO EN GOOGLE+