viernes, 21 de septiembre de 2018

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCLVI). Domingo XXV del Tiempo Ordinario.



La Palabra de Dios de este domingo nos sitúa en el camino de subida a Jerusalén, Jesús vuelve a anunciarnos hoy su destino de sufrimiento y de cruz, su designio pascual de pasión, muerte y resurrección, personificando así en Él la profecía acerca de las afrentas que ha de soportar el justo por parte de los malvados, y que vemos descritas en el libro de la Sabiduría.
Resultado de imagen de xxv ordinario bSin embargo ante las palabras de Jesús anunciando su pasión y muerte sus discípulos no solo no le escuchan, sino que continúan discutiendo entre ellos para acaparar los mejores lugares y para ser importantes en el Reino que ellos imaginaban. Ellos esperaban un Mesías de corte político, terreno y glorioso, que libraría al pueblo de Israel de la sumisión a Roma, que llenara sus lagares de vino y sus graneros de trigo, y que fuera de triunfo en triunfo. Por eso vemos que los discípulos no solo rechazan el mensaje de la cruz, sino que además se enzarzan en una cuestión a la que somos muy inclinados todos; la de cual es el primero, el más importante, el que manda. Y meterse en riñas por eso, es ciertamente muy peligroso, pues, como dice el apóstol Santiago en la segunda lectura, el camino por alcanzar metas humanas, privilegios y poder, termina en envidias y peleas.
Por eso Jesús utiliza una catequesis muy plástica colocando un niño en medio, expresando así que el camino de la sabiduría de Dios es muy distinto al que se nos quiere vender en nuestro mundo de hoy, pues es un camino de desprendimiento y de generosidad. Jesús hoy nos muestra que se es grande en la medida en que se sirve, especialmente a los más pobres y a los más humildes, como son los niños.
Vamos a pedirle por tanto a la Virgen María, en vísperas de celebrar esa advocación suya tan ligada a la libertad, como es la de la Virgen de la Merced, a que nos ayude a caminar tras las huellas de Jesús y así descubramos la llamada a ser servidores en medio de los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

LANGUAGE

VISITAS EN CANAL ROMERO

CANALROMERO.COM 2008-2018 (C) Bajo licencia Creative . Con la tecnología de Blogger.

CANAL ROMERO EN GOOGLE+