domingo, 27 de enero de 2019

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CCCLXXVI). Domingo III del Tiempo Ordinario




El tema común de las lecturas de este domingo es la importancia de la Palabra de Dios. Ya la primera lectura nos presenta al pueblo, recién venido del destierro, congregado en torno a Esdras, escuchando con veneración la lectura del libro sagrado y acogiendo con júbilo la Ley que les lee Esdras para que vuelvan a ser “el pueblo de Dios”.
Imagen relacionada
Es importante que tengamos en cuenta el momento histórico en el que se sitúa esta lectura. Como os acabo de decir, está situada justo en el momento en el que el pueblo de Israel vuelve del destierro, tras haber caído la monarquía. Pues bien, a partir de ahora, el punto de referencia de la vida del pueblo ya no será la monarquía, sino que será la Ley, es decir, la Palabra del Señor. La Palabra de Dios será la que alimentará permanentemente la vida de los creyentes, quienes se reunirán cada sábado en las sinagogas para escuchar la Sagrada Escritura y comentarla.
Y en ese ambiente de reunión en la sinagoga es en el que nos sitúa san Lucas, quien nos muestra al mismo Jesús proclamando y comentando la Palabra de Dios en la sinagoga de Nazaret. Sin embargo, su comentario es un comentario especial, puesto que Jesús, tras proclamar la profecía de Isaías que anunciaba la llegada del Mesías, afirma solemnemente que ese tiempo tan esperado ya ha llegado, y que Él es el Mesías esperado. Y es que al decir Jesús: “Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír”, está diciendo: “Yo soy ese enviado que anuncia la Buena Noticia a los pobres, la liberación a los oprimidos y a los libres el consuelo. Yo soy vuestro Salvador. Yo soy el que os está anunciando esa salvación que esperáis”.
Pero tengamos clara también una cosa, y es que ese “Hoy” del evangelio no se refiere sólo al día en que Jesús habló en la Sinagoga de Nazaret, sino a nuestro hoy; ya que Cristo vivo y presente sigue salvando y liberando hoy a los pobres y oprimidos.
Bueno, pues que la Virgen María haga de nosotros unos nuevos evangelizadores de nuestro mundo de hoy, que necesita urgentemente escuchar no ya buenas noticias sino, sobre todo, la Buena Noticia, que es el Evangelio de Jesucristo.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, bienvenid@ a Canal Romero. Puede usted dejar su mensaje o saludo!

LANGUAGE

VISITAS EN CANAL ROMERO

CANALROMERO.COM 2008-2018 (C) Bajo licencia Creative . Con la tecnología de Blogger.