viernes, 27 de septiembre de 2019

ARTÍCULO: "La Morenita a punto de cruz"



Y te borde Morenita, a pesar de todo, crucecita a crucecita, fui componiendo el cuadro que forma tu imagen bendita. Porque de ahí, el nombre de esta labor llamada Punto de Cruz.

El Punto de Cruz es una labor compuesta por cruces en forma de aspa, como la cruz de San Andrés apóstol, que fue el primero en ser llamado por Jesús y que recibió el nombre de “Protocletos”(primer llamado), fue crucificado Patras (Grecia), en una cruz en forma de aspa X . Cruces de colores distintos que en el patrón se representa por símbolos. Esos símbolos corresponden al número del hilo. Cruces que muchas veces se convirtieron en preguntas. Si en 72000 por qués, que son el número de cruces que forman mi cuadro de la Virgen de la Cabeza, (no la he contado, a ver si alguien va a pensar me he puesto a contarlas. el patrón viene dividido en cuadros de 10X10) Un patrón que me consiguieron unos amigos de la cofradía y que fuí a recoger a su bar con mucha alegría, aquí en Jaén no lo encontraba y me lo trajeron de fuera. Luego lo encontré aquí también. Un patrón a seguir como lo es la Morenita, un trapo blanco inmaculado y un arco iris de hilos. Ese es el inicio de esta labor, que un día empiezas y no sabes ni cómo, ni cuando lo vas a terminar, ni las cosas que te van a ir pasando durante ese periodo de tiempo. Porque a eso, solo le dedicaras el tiempo libre, el tiempo que te sobre de las obligaciones diarias. Y en este cuadro de la Morenita, me han pasado muchas cosas. Y he notado la presencia de ella, quizás cuando más lejos estaba de ella.

Empecé la labor hace años, por lo menos 3 ó 4 años. Después hubo dos años en la que no la podía coger. Coger la labor esta me producía rechazo y aburrimiento. Y sin embargo fue los años que más cerca estuve de la Virgen ó más lejos, según se mire. . Retome la labor el Sábado de Romería del año pasado, la noche de antes en el Adoremus de las Bernandas me acorde de ella y la saque. Mientras mis hermanos de la cofradía estaban en Andújar y en el cerro y yo por motivo que no vale ya la pena recordar no fui. La mire y vi que hasta me había equivocado cuando la deje y tuve que desarmar un pedazo bueno, y a veces es más difícil deshacer las cosas, para volver hacerlas bien después, que hacerlas bien desde el principio. Deshacer el punto de cruz es complicado. Después, de la experiencia vivida. Me dado cuenta que también se puede sentir la presencia de la Virgen en la soledad de tu habitación, dando punticos o delante de la tele y cosiendo, que es como lo suelo hacer. 

A la vez que bordaba su Imagen, en cada cruz me preguntaba un por qué. Unos por qué no solo de mi vida, sino de la vida en general, de las cosas que pasan en el mundo. Según el día y las noticias. ¿Por qué las guerras? ¿Por qué el hambre? ¿Por qué lo tuve que conocer? ¿Por qué no lo eche a la calle?, ¿Por qué el paro?, ¿Por qué el terrorismo?, Y así desde la primera cruz hasta la y ultima. Las últimas quizás fueron las más duras y la que más me han dolido. Hubo momentos en que esos por qués se fueron reconvirtiendo en Morenita pregúntale a tu Hijo ¿Qué quiere de mi?, Mamita, ¿Qué quiere tu Hijo de mí?. Eso me llevo a postrarme ante el Santísimo. La respuesta solo la encontré cuando llegue a la última cruz. El día que me toco hacer la última cruz era el día de Nochebuena. Muchos podéis pensar lo planee. La verdad es que no porque como es un hobby pues no tienes prisas cuando lo terminas lo terminas. Paso así y la única explicación es la de experimentar aquello que tantas veces he oído. “A Jesús por María”. María, en este caso La Morenita, me llevaba al pesebre de su Niño Jesús. Y que todos aquellos por qués se convertían en sentido. María, al fin del acabo la Morenita es María. María que toma infinidad de nombres, Lourdes, Fátima, Pilar, Rocío, Socorro, Asunción, según el pueblo y las costumbres, me llevaba a Jesús. A ir al pesebre y adorar a su Niño Dios y que luego se quedaría permanentemente en el Sagrario, en Cristo Eucaristía todos los días y no solo el tiempo de Navidad. María un patrón que copiar e imitar.

Yo solo había sido un instrumento de ellos, María y Jesús, para intentar que otros llegaran a Dios de verdad. Más viendo que no podía ser así, Dios los apartaba de mi vida, poniendo en mi camino personas que me hicieron con su paciencia, volver a ser yo. Muchos piensa que hacer un cuadro como este es muy fácil y se hace en nada, e incluso te dicen se lo des. Yo soy un artista, yo me considero eso. Para ser artista, según mi profesora tiene que vender una obra. Yo este verano en Taizé (Francia), vendí un dibujo de un Cristo a precio de oración. Recordando al Papa Francisco oren los unos por otros, le pedí eso al comprador, quizás un apóstol también, era un boceto solo. Para el artista, sus obras son como una parte de ellos y no son cosas que se vayan a regalando. Hay artistas que dicen que sus obras son como hijos. Yo esa experiencia no la he tenido y no puedo hablar pero si son como algo de ti. Qué sino sabes que van a estar bien, no los das, ni los vendes. No tienen precio. Son muchas las experiencias que vives haciéndolas, en este caso es la imagen de la Virgen, La Morenita. Es la imagen de tu Madre. 

“RECEN POR MÍ”
“A JESÚS POR MARÍA”
“VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA”
“VIVA LA MORENITA” 


Artículo: Mª Emperatriz Ocaña Morales
CANAL ROMERO

LANGUAGE

VISITAS EN CANAL ROMERO

CANALROMERO.COM 2008-2018 (C) Bajo licencia Creative . Con la tecnología de Blogger.